¿Qué queremos?

Finalidad que perseguimos y objetivos generales

Recibimos de los padres o tutores de nuestros alumnos el encargo de complementar el proceso educativo que ellos, como primeros responsables, dan a sus hijos en familia.

Eligen libre y conscientemente nuestro Centro y con él, el tipo de formación que quieren para sus hijos.

Nuestra meta es la formación integral del alumno de acuerdo con una concepción cristiana del hombre, de la vida, del mundo.

Para lograrlo, nos proponemos como objetivos prioritarios:

Características de nuestra acción educativa

1. Al servicio de la persona

Nuestra propuesta educativa pretende que el alumno/a llegue a su plena maduración personal de manera libre y responsable. Con esta intención, procuramos:

2. Arraigada en la sociedad y comprometida con el mundo

La educación que impartimos, enraizada en la cultura de nuestro tiempo, pretende ayudar al alumno/a a integrarse crítica y constructivamente en el mundo globalizado en el que le ha tocado vivir y a hacerse responsable de crear niveles más altos de humanización en su entorno social.

Para lograrlo nos proponemos:

3. Fundamentada en valores cristianos

El anuncio del mensaje cristiano y la práctica habitual de los valores evangélicos en el Colegio, busca crear un ambiente que conduzca al alumno/a a interiorizar e ir estructurando una escala de valores que de sentido y coherencia a su vida.

Para ello procuramos:

Estilo del Centro

1. Características específicas de la Congregación

Nuestro Centro tiene unos rasgos característicos heredados de nuestra fundadora, Marie Poussepin, quien en 1696 fundó la Congregación y estableció una pequeña escuela para niñas en Sainville (Francia). Estos rasgos pueden sintetizarse así:

2. Comunidad Educativa y participación

El estilo de las relaciones en el Centro es el de ser “Comunidad Educativa”, es decir, el de integrarnos armónicamente de manera que todos los estamentos asumamos la acción educativa desde la función específica de cada uno.

La fuerza integradora de esta comunidad es la responsabilidad compartida de proponer y realizar un proyecto educativo común y coherente.

Entidad Titular, Alumnos, Profesores, Padres, Personal de Administración y Servicios, construimos día a día la comunidad mediante la participación. Los criterios básicos de esta participación son: la corresponsabilidad, la subsidiariedad y la representatividad.

3. El alumno, razón de ser de nuestra Comunidad Educativa Hacia el desarrollo integral del alumno/a convergen todas las búsquedas, iniciativas y proyectos de cada uno de los estamentos de la Comunidad Educativa.

4. Principios que fundamentan nuestra convivencia

Nuestro Centro quiere ser un ámbito donde todos los Estamentos de la Comunidad Educativa se sientan integrados y unidos por relaciones francas y cordiales y donde los/as alumnos/as puedan hacer un verdadero aprendizaje de convivencia. Para ello tenemos en cuenta los siguientes principios:

5. Principios pedagógicos

La acción formativa y docente que realiza el Centro, se inspira en unos principios pedagógicos que por un lado la experiencia y por otro la actualización exigida por los cambios sociales y culturales, han ido estructurando a lo largo de su historia.

Tales principios los podemos resumir en los siguientes:

6. Insistencias educativas

En el Centro son insistencias educativas aquellos valores que recoge nuestro Carácter Propio y que por lo tanto, consideramos fundamentales dentro del proceso de formación del alumno. Se trabajan todos los días y en todas las etapas.

a. De relación consigo mismo
b. De relación interpersonal
c. De trabajo
d. De respeto al medio ambiente
e. De trascendencia